martes, 10 de marzo de 2015

Día de la Mujer

Mujer Indígena Colombiana

ACERCA DE LA HISTORIA REAL FRENTE A LA CONMEMORACIÓN DEL “DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER”
Esp. Jorge Isaac López López

 Ven, hombre, egoísta, ven
Abre las rejas de esta jaula
Me hiciste prisionera de por vida
Libérame para mi último soplo

(Fragmento Poema “La rebelión”)
Forough Farrojzad, poetisa iraní

El surgimiento del Día Internacional de la Mujer, contrariamente a lo que se ha creído durante muchos años y en muchos escenarios, no radica en un acontecimiento aislado, sobre el que ni tan siquiera existía consenso entre la historiografía norteamericana y la española, sino que ha de encuadrarse en un contexto histórico e ideológico mucho más amplio. 

            En la historiografía española la conmemoración del 8 de marzo se vincula, erróneamente, al incendio ocurrido el citado día del año 1908 en una fábrica textil de Nueva York, provocado por el propio empresario ante las obreras declaradas en huelga y encerradas en el inmueble. En la historiografía estadounidense se vincula, también erróneamente el origen del 8 de marzo a una manifestación de trabajadoras del sector textil en la ciudad de Nueva York que reivindicaban mejoras laborales. 


HISTORIOGRAFÍA ERRÓNEA 

            "Día Internacional de la Mujer Trabajadora: Se considera una jornada de lucha feminista en todo el mundo en conmemoración del día 8 de marzo de 1908 en que las trabajadoras de una fábrica textil de Nueva York llamada Cotton declararon una huelga en protestas por las condiciones insoportables de trabajo. El dueño no aceptó la huelga y las OBRERAS entonces ocuparon la fábrica. El dueño entonces cerró las puertas y prendió fuego muriendo abrasadas las 129 trabajadoras que había dentro (...)" 

            "(...) la historia de los sucesos que dieron lugar a la designación del 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer. En aquel mismo día de 1908, las trabajadoras de la fábrica Cotton de Nueva York se declararon en huelga y ocuparon la factoría. El dueño decidió cerrar las puertas, incendiándose la fábrica y pereciendo las 129 mujeres que se encontraban en su interior" 


            "El 8 de marzo, relataba a mis alumnos de Estudios de la Mujer la historia del Día Internacional de la Mujer. Es una historia que yo me había repetido varias veces y que, por tanto, conocía bien. Una manifestación espontánea organizada por las trabajadoras del sector textil de la ciudad de Nueva York, protestando por los bajos salarios, la jornada laboral de doce horas, y las crecientes cargas laborales, fue dispersada por la policía, de una forma bastante brutal. Muchas chicas fueron arrestadas; algunas fueron pisoteadas por la multitud. Cincuenta años más tarde, en el aniversario de esa manifestación, fue establecido en su memoria el Día Internacional de la Mujer" 

            Las referencias sobre el origen de la celebración del 8 de marzo que se basan en el incendio de la fábrica en Nueva York o en la manifestación de las trabajadoras son falsas debido a la manipulación de querer silenciar el verdadero origen de esta festividad. 

            En relación al incendio, basta con mirar el calendario para hacer tambalear esta teoría. El 8 de marzo de 1908 era domingo, un día un tanto extraño para declararse en huelga sin perjudicar al empresario. Sí que hubo un incendio en la fábrica la "Triangle Shirtwaist Company" donde murieron muchas mujeres, la mayoría chicas inmigrantes entre los 17 y 24 años, pero no fue el 8 de marzo de 1908 sino el 25 de marzo de 1911, dos días antes a la primera celebración del Día Internacional de la Mujer. 

            En relación a la manifestación, aunque esta tuvo lugar, no fue ni el 8 de marzo de 1857, ni el 8 de marzo de 1908  como se suele referenciar. Fue el 27 de septiembre de 1909 cuando los/las empleado/as del textil hicieron una huelga de trece semanas (hasta el 15 de febrero de 1910) en demanda de mejoras laborales. Este acontecimiento tampoco es el origen de la celebración del 8 de marzo. 

            Las historiadoras Liliane Kandel y François Picq afirman que el mito que sitúa la manifestación en el año 1857 fue creado en 1955 para eliminar el carácter comunista que más tarde adquiriría el Día Internacional de la Mujer. 

            Para develar los verdaderos orígenes de la celebración del 8 de marzo como "Día Internacional de la Mujer" y no "Día Internacional de la Mujer Trabajadora" nos hemos basado en la investigación realizada por: ANA ISABEL ÁLVAREZ GONZÁLEZ (1999): Los orígenes y la celebración del Día Internacional de la Mujer, 1910-1945. KRK-Ediciones: Oviedo. Ana Isabel Álvarez doctoranda del programa "Estudios de la Mujer" de la Universidad de Oviedo, realizó durante 1997-1999 una investigación sobre el origen del 8 de marzo consultando fuentes de primera mano en la Universidad de Harvard. Defendió su investigación en junio de 1999. 

            La historiadora norteamericana Mari Jo Buhle en su obra "Women and American Socialism 1870-1920" estudió el incendio de la "Triangle Shirtwaist Company", suceso de gran trascendencia en la historia contemporánea de EEUU, pero no por dar origen al Día Internacional de la Mujer, sino por ocasionar la muerte de las obreras que el año anterior, en 1910 habían protagonizado la primera huelga llevada a cabo exclusivamente por mujeres en demanda de mejoras en su situación laboral. 

            La decisión de convertir esta celebración en una festividad internacional corrió a cargo de Clara Zetkin (1857-1933), líder del movimiento alemán de mujeres socialistas. Pero la propuesta presentada por Clara Zetkin en la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, celebrada en Copenhague los días 26 y 27 de agosto de 1910, para organizar la celebración de un Día Internacional de la Mujer no era del todo original. Tenía un antecedente en el qué inspirarse, el Women's Day que las socialistas estadounidenses llevaban celebrando desde 1908, cuya finalidad era la reivindicación del derecho al voto para las mujeres. 

            El Partido Socialista Americano designó el último domingo del mes de febrero, día 28 de 1909, como Woman's Day, para reivindicar el derecho de las mujeres al sufragio. Hasta el 1920 no fue aprobada la Decimonovena Enmienda de la Constitución Estadounidense por la que se otorgaba a las mujeres el derecho al sufragio. 

            El Día Internacional de la Mujer, que tiene sus orígenes indiscutiblemente en el movimiento internacional de mujeres socialistas de finales del siglo XIX, tenía como finalidad exclusiva promover la lucha por el derecho al voto de la mujer, sin ningún tipo de restricción basada en el nivel de riqueza, propiedades o educación. 

            La primera celebración del Día Internacional de la Mujer se produjo el 19 de marzo de 1911, y fue seguida en Austria, Alemania, Dinamarca y Suecia. En los primeros años, el Día Internacional de la Mujer se festejaba en fechas diferentes según los países. Pero en 1914, a propuesta de las alemanas, el Día Internacional de la Mujer se conmemoró por primera vez el 8 de marzo en Alemania, Suecia y Rusia. La única autora que se aventura a dar una explicación sobre la elección de esta fecha es Renée Côté, quien sólo apunta como posibilidad el hecho de que el mes de marzo estaba cargado de contenido revolucionario, pero sin dar ningún argumento sólido sobre por qué ese día en particular y no otro. 

            También la Revolución Rusa de 1917 tuvo una gran influencia a todos los niveles en el Día Internacional de la Mujer. Aunque el 8 de marzo se llevaba celebrando en Rusia desde 1914, en el año 1917 las mujeres rusas se amotinaron ante la falta de alimentos, dando inicio al proceso revolucionario que acabaría en el mes de octubre de ese mismo año. Los acontecimientos del 8 de marzo de 1917 (23 de febrero en su calendario) son importantes, no sólo porque dieron origen a la revolución y porque fueron protagonizados por mujeres, sino porque, según todo parece apuntar, esos sucesos fueron los que hicieron que el Día Internacional de la Mujer se pasara al celebrar sin más cambios hasta la actualidad el 8 de Marzo. 

            Las Naciones Unidas, con ocasión de la celebración en 1975 del Año Internacional de la Mujer, ofreció una versión de los hechos que habían conducido al nacimiento del Día Internacional de la Mujer. Según Ana Isabel Álvarez, es muy interesante resaltar que en ese breve informe se silencian de manera absoluta los sucesos vividos en Rusia en 1917 que precisamente fueron los que harían del 8 de marzo el día elegido para celebrar el Día Internacional de la Mujer: 

            "El Día Internacional de la Mujer fue propuesto por primera vez por Clara Zetkin, una representante de la Conferencia de Mujeres Socialistas, celebrada en Copenhague en 1910. La propuesta llegó al comienzo de un periodo de gran transformación social y política en el mundo. Europa estaba al borde de la I Guerra Mundial, los imperios coloniales de Asia y África estaban sufriendo las primeras conmociones de la revuelta nacionalista, y en Norteamérica, el movimiento por el sufragio femenino estaba cuestionando algunas de las presunciones de las relaciones humanas. La llamada de Clara Zetkin a las mujeres para unir su lucha por la igualdad de derechos con la lucha por preservar la paz mundial topó con un coro sensible. Cuando se conmemoró el primer Día Internacional de la Mujer en 1911, más de un millón de mujeres participó públicamente en él. Además del derecho a voto y a ocupar cargos públicos, demandaban el derecho a trabajar, a la enseñanza vocacional y el fin de la discriminación en el trabajo". 

 Declarado por la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas, ONU.


Fuente de información: 

ANA ISABEL ÁLVAREZ GONZÁLEZ (1999) Los orígenes y la celebración del Día Internacional de la Mujer, 1910-1945. KRK-Ediciones: Oviedo. 


martes, 17 de febrero de 2015

Pereira y sus nuevos liderazgos

Pereira, Risaralda, Colombia

Ahora, que la ciudad de #Pereira, #Colombia, está corroída por una clase dirigente que piensa absolutamente en su beneficio personal, en resolver sus asuntos privados, y que deja "al garete", a su "suerte" a los más de medio millón de habitantes.  Que de manera cínica y torpe ha venido entregando sus más importantes bienes públicos (construidos por la unidad y el civismo de sus habitantes desde antaño), como lo han sido las Empresas de Servicios Públicos Domiciliarios de Pereira (Léanse: Empresa de Energía de Pereira, Telefónica de Pereira, etc.).  Dirigencia que insiste en desmantelar y entregar los sectores económicos estratégicos de la ciudad (Aeropuerto Matecaña, Aguas y Aguas de Pereira). Dirigencia que propicia el desempleo y el sub-empleo en la ciudad permitiéndole a compañías extranjeras como las grandes superficies (Jumbo, Falabella, Ara, etc.) hacer sus negocios durante varios años exentas de impuestos y sin necesidad de adquirir los productos que comercializan de los empresarios locales (micros, pequeños y medianos) alcanzando así durante más de 28 períodos continuos de medición (DANE) la nada honrosa primera posición en desempleo nacional; asuntos todos estos que contrastan con el anhelo de miles de ciudadanos por salvar de la hecatombe económica, social y política a la ciudad.

No contentos con todos los disparates descritos, ahora basados en un incremento desmedido de los avalúos de la ciudad (IGAC) y con el ánimo descarado y cruel de incrementar el impuesto de valorización para muchos sectores, aprobaron, a espaldas de la ciudadanía, un nuevo impuesto de valorización que abusa de la condición económica y financiera de la inmensa mayoría de sus habitantes. 

Llegó la hora, ciudadanos y ciudadanas de Pereira, que aman de verdad a la ciudad, que comprenden hacia dónde debe ir orientada la economía de la ciudad, que propugnan por un comportamiento ético y moral de quienes la administran, de cambiar de verdad a quienes históricamente han tenido el poder y el control político de la bella "Perla del Otún"; la ciudad que viera nacer al poeta Luis Carlos González Mejía y a ilustres seres humanos como el médico Santiago Londoño Londoño, al presidente y gestor de la Sociedad de Mejoras Públicas Rafael Cuartas Gaviria y a un hombre que aunque no nació en la ciudad la amó y se comprometió con ella: el ilustre abogado y co-fundador de la Universidad Tecnológica de Pereira, #UTP, Jorge Roa Martínez.

Invito a mis lectores, seguidores y amigos a escuchar un breve reportaje dado recientemente a un medio de la ciudad (Diario El Politicón de Risaralda), sobre algunas precisiones de la vida de Pereira y de la dinámica partidista en Risaralda.

https://www.youtube.com/watch?v=iBHCQaWc4SI


Un abrazo a tod@s.


lunes, 29 de septiembre de 2014

Agua, vida y justicia


Vista de la Laguna del Otún (Base de la riqueza hídrica de Pereira)

Agua, vida y justicia

Desde hace algún tiempo venimos asistiendo a una terrible realidad: el agua, que ha sido desde antaño una riqueza natural para el país y para Pereira, cuyas principales reservas son hoy la Laguna del Otún y el contexto del Parque Nacional de los Nevados, se han vuelto para algunos, nacionales y extranjeros, botín o “joya de la corona”.

Colombia se digna de ser, hoy día, considerada la vigésima cuarta (24ª) potencia hídrica1 y la sexta (6ª) potencia en volumen de agua dulce del mundo2, pero paradójicamente mueren de sed miles de animales en Casanare y La Guajira3.

Si el agua es vida, como todos lo sabemos, fundamental en nuestra alimentación, salud, aseo personal y hasta como fuente de energía ¿Por qué permitir que unos cuántos la vuelvan mercancía?

Ningún pueblo civilizado y culto del planeta pondría en riesgo su existencia, su tranquilidad, dejando que oscuros intereses volvieran un recurso tan valioso para la vida y para la equidad, como lo es el agua, un malsano negocio, una vergonzosa operación comercial.

El Río Otún, cuyo nombre se presume procede de deidades africanas4, ha sido y será fuente de vida y de energía para los habitantes de nuestra ciudad y de gran parte del territorio anexo (léase: municipios vecinos).

No es posible darnos el lujo de permitir que una Ley, una Ordenanza, un Acuerdo o cualquier otro tipo de argucia, lo entregue a manos privadas para que se transforme en dador de tristezas, de muerte. 

Vaya una invitación cordial para todos a exigir de quienes nos gobiernan protección y cuidado de tan valiosa reserva natural y de tan preciado Patrimonio Público, de los pereiranos en particular y los risaraldenses en general.


¡NO, A LA VENTA DE AGUAS Y AGUAS DE PEREIRA!

¡NO, A LA VULNERACION DE LA CUENCA DEL RIO OTUN!


___________________________
(4) La nueva historia de Pereira: Fundación (Zuluaga, 2005, pp. 31-32)





Esp. Jorge Isaac López López
@jorgeisaac342
http://plantierra.blogspot.com
(c) 2014




Algunos estadounidenses son estúpidos...